TX Metronews - шаблон joomla Продвижение

Los eventos internos como impulsores de identidad corporativa

Los eventos internos son una importante herramienta de la comunicación social empresarial, que ayuda a la compatibilidad entre la compañía y su público interno.

Evento interno de una organización creada para fines pedagógicos del curso Técnicas y Herramientas de las Relaciones Públicas en la Universidad de San Martín de Porres – Perú / Fotografía en http://bit.ly/2OPVENi

 

Al buscar en internet sobre los eventos de una compañía, predomina en los resultados de búsqueda los eventos externos; es decir, aquellos que están dirigidos a clientes, potenciales clientes, público en general, etc. Sin embargo, no debe obviarse una importante herramienta de comunicación interna: los eventos dirigidos hacia los colaboradores de una organización. 

Los eventos internos, son importantes debido a que muestran el lado humano de una compañía, es decir, demuestran a los colaboradores de que no todo es números, rentabilidad, operatividad, etc. Además, es vital en cualquier empresa, compartir momentos de camaradería, donde se mejoran las relaciones interpersonales entre todos los integrantes de la misma. Y un colaborador feliz, es un trabajador que se identifica con la institución y velará por los intereses y objetivos de ella. 

Ortega, C. e Izaguirre M. (2010) comentan: “Las empresas saben que hoy, más que nunca, el factor humano, las personas, son el elemento clave de sus negocios. El propio personal, los compradores, los prescriptores, los vendedores, los clientes clave o los líderes de opinión son, antes que profesionales, personas y las personas respondemos a los estímulos que se nos presentan de forma, casi siempre, previsible” (1). 

También es importante producir este tipo de eventos debido a que es una herramienta poderosa para la comunicación. Una organización que tiene necesidades de informar a los colaboradores, o recibir información de parte de ellos, puede recurrir a un evento.  Y resulta aún más favorable para la producción, cuando estos “actos en vivo” (según la calificación de Reimond Torres su libro Eventos de empresa: el poder de la comunicación en vivo), proyectan de alguna manera quién es la organización. 

Existen diferentes eventos internos, y cada uno de ellos debe estar organizado por un comunicador social organizacional, que intencionalmente difunda mediante diferentes técnicas la filosofía corporativa, los colores corporativos, el logotipo, etc. Pues de esta manera se le recuerda la personalidad de la empresa al público interno. ¿Cómo es posible esto? Desde lo más básico: proyección del logotipo, materiales de los colores corporativos, lectura de la misión y visión, etc. 

La imagen endógena se convierte en exógena

Al organizar un evento interno que proyecte la identidad de la empresa, los colaboradores según la suma de sus percepciones formarán una imagen endógena, entendida como aquella propia del público interno de cualquier organización. Los colaboradores al llegar a casa luego de una jornada laboral, comparten esta imagen con su familia, y posteriormente con su entorno; difundiendo así la identidad corporativa y si es favorable o no su conducta corporativa. 

Es por ello, que la imagen endógena (interna) puede convertirse en exógena (externa) a través de un medio informal de comunicación: El “voz a voz”, que es común en las empresas. Diego A. Feldberg, director de Dafin Group Argentina comenta para el libro Eventos de empresa: el poder de la comunicación en vivo : 

“Lo más importante para cualquier persona es su entorno familiar, por este motivo a la hora de pensar en acciones de fidelización de empleados, las empresas deben tener muy en cuenta la opinión y el bienestar de las familias de su personal. Para lograrlo existen diferentes alternativas, entre las cuales destacan las jornadas outdoor. Este tipo de eventos está totalmente enfocado a conseguir la integración entre los empleados y sus familias y las empresas para las que trabajan. Algunos ejemplos son: Family Day, Día del niño, Festejos de aniversarios, Nuestros hijos nos visitan, etc” (2) 

Infografía elaborada por CAMILA ANDREA GUILLEN VALENZUELA

 

Este tipo de actividades, no deben estar ajenas a la proyección de la identidad corporativa a través del merchandising que se entrega, por ejemplo: si es una institución dedicada al servicio de la educación, se podría regalar a los colaboradores y sus familiares libros, lapiceros, maletas con los colores y el logotipo de la organización. 

Por otro lado, si se realiza alguna actividad dinámica integradora donde haya diferentes grupos competidores entre sí, podría solicitarse a los líderes de cada grupo que se llamen como un valor de la empresa; y otras técnicas y herramientas planificadas por el comunicador social organizacional. 

Para conocer un poco más de cerca la organización de eventos internos en una compañía, la licenciada Julissa Thorne, con más de 16 años trabajando como coach comunicacional brindará a la revista ComunicAcción una entrevista:

Julissa Thorne. Foto tomada de:http://bit.ly/2JhFxD0
 Revista ComunicAcción: ¿Por qué es tan importante la celebración de eventos internos?

Julissa Thorne: La celebración de eventos es importante debido a la condición humana, y las organizaciones deben considerar que el “sueldo emocional” y la disposición del colaborador a ponerse la camiseta de la organización, es igual o más importante que las recompensas económicas. El colaborador encuentra no solo esa recompensa profesional que todos buscamos, sino el lado emocional: sentirse reconocidos, saber que hay un reconocimiento no solo económico y en jerarquías, sino de satisfacción personal.

RC: ¿Cuáles son las celebraciones más frecuentes dentro de una empresa? 

JT: En el mundo corporativo, existen tres tipos más comunes de eventos: las consideradas en el calendario cívico, dependiendo el país al que pertenezca el organismo. También fechas propias de la organización tales como los aniversarios o los reconocimientos a los colaboradores. Y, por otro lado, algunas fechas especiales como: los onomásticos de los miembros de la compañía, Navidad, Día de la Madre, entre otros. 

RC: ¿Cómo se podría aprovechar un evento para difundir la identidad corporativa? ¿Algún ejemplo en alguna organización que haya asesorado? 

JT: Generar eventos para que el colaborador asuma como propia la filosofía corporativa, tiene que tener una carga creativa y tiene que ser constante y permanente. Ya que esto nos ayuda a que el colaborador pueda asumir estos valores como el día a día. Para identificar qué tipo de evento podemos organizar para el público interno se debe organizar una investigación sobre los hobbies, aficiones y comportamientos individuales de cada uno de ellos. 

Hace unos años en una organización, implementamos desayunos y almuerzos de trabajo para motivar la comunicación entre los gerentes de la organización, sin embargo, el personal operativo no tenía claro la filosofía corporativa. En esa oportunidad, confundían la honestidad con empatía, y relacionaban el trabajo en equipo solamente a los campeonatos de fútbol anuales, lo cual era un problema. De la investigación se concluyó que estos colaboradores habían leído en su infancia historietas, y por ello se creó una con personajes que tenían el nombre de los valores corporativos. 

Esto se extendió hasta la celebración de Navidad donde los hijos de los miembros de la organización podían compartir y tomarse fotos con los personajes humanizados como Super Héroes: era gratificante ver a los colaboradores asumiendo los valores y compenetrándose con la identidad corporativa; estaban felices porque la empresa hizo a sus hijos felices. Esta investigación y planificación lo hicimos un grupo de comunicadores, y una agencia fue responsable de ejecutar el proyecto: fue un trabajo conjunto en el que todos aprendimos. 

RC: ¿Qué ventajas brinda un evento interno para la empresa? 

JT: Te permite personalizar y humanizar a la organización frente a los públicos, los haces partícipes y que se cree una relación valiosa, y se genere una calidez y sensación de que se puede ser aliados empresa - colaborador. No podemos olvidar que los incentivos no son solo económicos, por ejemplo, el agradecimiento por su buena labor. La realización de un evento ayuda también a evaluar no solo la propia actividad, sino el reconocimiento que la organización va alcanzando con el público interno. Producir un evento es hacer feliz y tú ser feliz porque eres el anfitrión.

RC: ¿Cuáles son los primeros pasos para la elaboración de un evento interno? 

JT: La elección del formato del evento tiene que ser definido en el momento exacto. Por ejemplo, si vas a organizar un campeonato deportivo, no lo puedes hacer si eres nuevo en la organización; pues tienes que lograr que el clima laboral sea oportuno pues si no hay un clima estable, podría empeorar a partir de este evento. La elección de un evento debe ir en función a la investigación de lo que el público tiene y siente, a partir de un diagnóstico; de esta manera un evento logra ser asertivo, y la inversión es oportuna, ya que genera un activo para la compañía.

RC: ¿Qué indicadores son relevantes para medir el éxito de un evento interno?

JT: El primer indicador es la asistencia. También es un buen indicador la predisposición del público a la escucha. Asimismo, el nivel de satisfacción. Se sugiere al final del evento realizar una pequeña encuesta a los asistentes para medir si se logró el objetivo inicial. 

RC: ¿Qué errores comete un comunicador cuando celebra los eventos internos de una compañía?

JT: No actualizar constantemente el diagrama de Gantt (calendario de actividades), pues mientras uno va avanzando en la ejecución del evento, la evaluación y el monitoreo debe ser permanente. Hay veces en los que las fechas, horas o días se deben mover y no lo hacen, hay situaciones donde se debe agilizar o retrasar alguna acción. Otro imprevisto es que las bases de datos no están actualizadas, y terminas invitando a alguien que ya no tiene es cargo, por ejemplo; y eso sucede sobre todo cuando las organizaciones son amplias; lo cual se debe evitar porque genera una imagen negativa no solo de tu persona, sino de la organización. 

Los eventos, sean dirigidos al público interno o al público externo, son una importante herramienta para la comunicación de la identidad corporativa. Asimismo, crea lazos de afinidad entre la empresa y sus miembros. Es por ello, que el comunicador social organizacional tiene como deber preocuparse por cada uno de ellos, y a partir de la investigación, celebrar eventos internos con creatividad, responsabilidad y organización; para que de esta manera pueda aprovecharse la oportunidad para comprometer al asalariado a la adopción de la identidad visual y cultural de la filial. 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Ortega, C. e Izaguirre M. (2010). Los eventos: funciones y tendencias. Recuperado de http://www.deusto-publicaciones.es/ud/openaccess/ocio/pdfs_ocio/ocio39.pdf 

2. Torrents, R. (2005). Eventos de empresa: El poder de la comunicación en vivo. Ediciones Deusto. España: Barcelona

3. Montecino V. (2018). Trucos para organizar un evento de empresa éxitos. Recuperado de https://www.captio.net/blog/7-trucos-para-organizar-un-evento-de-empresa 

 

 

Share
comments