TX Metronews - шаблон joomla Продвижение

Los centros educativos como organización

La institución educativa está constituida  por elementos estructurales como identidad,  cultura, infraestructura,  conocimiento, capital social, entradas de energía, procesos de trasformación productos, que la hacen comportarse como organizaciones empresariales.

El Gimnasio Infantil San Felipe y el colegio Técnico Comercial Yaregui, manejan diferentes estrategias para mantener un buen clima organizacional/LOGOS: SUMINISTRADOS/MONTAJE: VANNESA PABÓN Y FRANCIA ANGARITA.

¿Qué hace que una institución educativa sea una organización?

No es lo mismo un centro educativo hace 50 años, a lo que es hoy. Se ha ido transmitiendo, reconstruyendo y desarrollando conocimientos; agregando a esto la socialización de los individuos, la transmisión cultural, la formación ideológica y la preparación para la vida adulta.

De esta manera, las instituciones educativas de los últimos años ya encaminan su visión como estructuras dinámicas capaces de aprender y de adaptarse a los cambios a través de unos procesos cada vez más revalorizados, como lo dice Eduardo Terrén: “el liderazgo efectivo, la cultura colaborativa, el clima abierto y la toma descentralizada de decisiones, mediante la activación de las redes internas de comunicación”, es lo que ahora está marcando el punto de anclaje para la construcción de centros educativos como organizaciones.

Las organizaciones no trabajan en términos de  adaptación al entorno solo con la suma de las actuaciones de sus integrantes, como tampoco una buena institución es el simple resultado de la suma de su destacado profesorado. “El conocimiento colectivo no es sólo la agregación de los conocimientos individuales, que deben ser gestionados, esto es, conocido por los otros y coordinados en función de una estrategia colectiva”, menciona ‘La Revista Iberoamericana de Educación’.

Así también, Friz Ariza Villamizar Coordinador del colegio Yaregui hablaba de la estrategia que se implementa en dicho plantel para lograr una acertada interacción, “lo principal es la comunicación entre directivas, entre docentes, pero también entre familias y estudiantes. Porque finalmente es el estudiante y la familia la que decide continuar o no, y nosotros podríamos suponer que lo que pensamos, lo que inventamos es chévere o es de impacto para la comunidad, eso es lo que se supone. Otra cosa es lo que la familia desea”.

 

La renovación y capacitación constante es el factor diferencial de los centros educativos  / FOTOS: SUMINISTRADAS / MONTAJE: VANNESA PABÓN Y FRANCIA ANGARITA.

Si aprender es ante todo modificar el comportamiento en función de la información comunicada, es indispensable ver una organización que aprende como un sistema de comunicación sensible y capaz de procesar con fluidez la información.  

De esta manera Francia Helena Becerra Pradilla, directora del Gimnasio Infantil San Felipe, manifiesta que: “nosotros anualmente cambiamos las estrategias de aprendizajes, siempre estamos buscando nuevos medios para que el estudiante aprenda y se sienta a gusto dentro de la institución, todo esto se hace de acuerdo al Proyecto Educativo Institucional. Ese es el éxito de San Felipe”. Así se demuestra como la comunicación tiene la capacidad de mantener el ritmo y esencia de una organización.

Para dar un cambio que sea creativo, las organizaciones tienen que alcanzar una capacidad colaborativa que se precisa de lo que Peeter Senge denomina «compromiso». Eso es lo que las convierte en un tipo especial de sistema, que es la organización - comunidad educativa. Así mismo Friz Ariza manifiesta que ellos como institución educativa buscan mantener un compromiso constante mediante “la comunicación directa, padres de familia con coordinación, valiéndose de la citación a las familias y con la reunión de padres. Contando con el privilegio de atenderlos de manera inmediata”.

¿Cómo está estructurado un centro educativo?

Las organizaciones se caracterizan por la unión de esfuerzos para conseguir un objetivo común. Para ellos es necesario que las personas colaboren y repartan las funciones coordinando esfuerzos. En los centros educativos existen una serie de elementos que lo configuran (los objetivos, los recursos, la cultural, la tecnología, la estructura y el entorno). Estos elementos, siendo comunes a todos, disponen en cada institución la peculiaridad suficiente para otorgarles identidad.

Cuando se pone orden entre esos elementos, el resultado se conoce con el nombre de estructura organizativa y, sin duda, constituye un instrumento muy útil del que se valen las organizaciones para que puedan funcionar convenientemente en busca de los objetivos que tengan establecidos.

Friz Ariza comentó a la revista Comunicacción: “dentro de la institución hay dos líneas, la parte administrativa y la parte académica. En la gestión administrativa están las directivas, que es el primer nivel de la estructura, las propietarias de la institución; una de ellas, la rectora de la institución es quien  finalmente toma las decisiones. Luego viene la parte académica, que sería donde está el coordinador e igualmente la directora y finalmente tenemos la gestión huma donde se encuentra la psicóloga y el grupo de docentes”.

La estructura administrativa en San Felipe y Yaregui, es fundamental para su funcionamiento y proyección / FOTOS: SUMINISTRADAS / MONTAJE: VANNESA PABÓN Y FRANCIA ANGARITA.

Gran importancia a la estructura como resultado del diseño de una serie de parámetros para alcanzar los objetivos establecidos en un plan estratégico. Pero también los estudios y las estructuras organizativas deben cambiar con el paso del tiempo.  Francia Helena Becerra Pradilla, directora del Colegio Gimnasio Infantil San Felipe, por el contrario manifiesta que aunque en muchas ocasiones se ha intentado delegar funciones al coordinadores y grupos de docentes, ella siempre es la que toma la decisiones en última instancia.

Otros autores como Donelly Gibson e Ivancevich (1994, 423) creen que la estructura de la organización contribuye a su eficacia. La estructura, en suma, «representa un sistema estable de relaciones entre los miembros de una organización, constituyéndose en marco donde se desarrollan los procesos internos de la misma» Padilla y de Águila (2002). La sociedad de la información y del conocimiento ha cambiado la forma de vivir, de comunicarse y de trasladarse. También están cambiando las formas de educar y las necesidades  a las que tiene que responder.

Público interno y externo

La comunicación interna de tipo formal suele consistir en la transmisión de instrucciones que tienen como objetivo el cumplimiento de las tareas propias de la organización.

El colegio Yaregui mediante incentivos y actividades a docentes, promueve el buen desempeño de los trabajadores, para cumplir con los objetivos propuestos dentro del plan curricular académico. “Nosotros manejamos el docente del mes, semanalmente tenemos reuniones con los profesores e igualmente manejamos jornadas de bailoterapia y actividades de hábitos saludable”, cuenta Friz Ariza.

Este tipo de actividades internas crean cierto sentimiento específico de identificación y de pertenencia, es preciso que reparemos en la importancia de la dimensión simbólica en la que se condensa esa identidad (la imagen de la organización), y en los procesos comunicativos que la alimentan en su interior. A su vez Francia Becerra afirma que “Si se tiene un buen equipo de trabajo, se puede llegar a tener grandes resultados. Nosotros motivamos a los trabajadores mediantes charlas, invitaciones a comer, viajes y actividades que los ayuden a tener identidad y pertenencia con el colegio”. 

Los centros educativos Yaregui y San Felipe tienen claro que la comunicación es parte importante del proceso de una organización  / INFORMACIÓN TOMADA DE: REVISTA IBEROAMERICANA DE EDUCACIÓN / INFOGRAFÍA REALIZADA POR: VANNESA PABÓN Y FRANCIA ANGARITA.

Los padres de familia y estudiantes son el público objetivo de una institución educativa, la comunicación entre personal educativo y clientes es indispensable dentro de este tipo de organización. “Como es un colegio muy pequeño tenemos la facilidad de estarnos comunicando con las familias para preguntarles cómo ven el servicio, que sienten, que desean, contarle lo que estamos haciendo con el estudiante, entonces todo nace es del diálogo estudiantes, familias, docentes y parte directiva”, manifiesta el coordinador del colegio Yaregui.

El manejo de circulares, redes sociales, citaciones y charlas personales hacen de la comunicación un elemento diferenciador de San Felipe y Yaregui. Dentro de la estrategia de medios con público externo, se realizan diferentes actividades para promover tanto a estudiantes como padres de familia, esto con el objetivo de mantener vigente al cliente y cumplir los objetivos. “Nosotros realizamos diferentes actividades como el día de la familia, proyectos de inglés, celebramos el cumpleaños de los estudiantes y promovemos todas nuestras lúdicas, todo esto con el fin de tener a nuestros estudiantes y padres de familia contentos”, cuenta Francia Becerra para la revista Comunicacción.

Igualmente, las instituciones educativas implementan diferentes medios con la finalidad de atraer anualmente nuevos públicos. Ante esto se pronunció la directora del Gimnasio Infantil San Felipe: “antes se utilizaban, ahorita se manejan mucho las redes sociales, Facebook y WhatsApp. Lo más importante es que se hace conocer por las generaciones que han estado en la institución, entonces tenemos al hermano del egresado que estuvo en San Felipe hace 7 años”.

REFERENCIAS

Bolívar, A. (2001). Los centros educativos como organizaciones que aprenden: una mirada crítica. Contexto Educativo-Revista Digital de Educación y Nuevas Tecnologias, 3(18).

Estructura organizacional (2014). Suministrado de: https://es.slideshare.net/tormenta61/estructura-organizacional-del-colegio

Salazar, M. (2006). El liderazgo transformacional ¿modelo para organizaciones educativas que aprenden. UNIrevista, 1(3), 1-12.

 

 

 

 

Share
comments